1 Comment480 Views

En 2021 y pese a los efectos de la pandemia, cierre hotelero, ERTEs, crisis energéticas, inflación y demás obstáculos, llegaron a Tenerife un total de 2.675.062 turistas (fuente FRONTUR ISTAC), lo que aún no representa ni el 50% del volumen de visitas que recibía la isla antes de 2020.

Las cifras para 2022 son aún mejores, aventurando una rápida recuperación del sector que nos podría colocar en los mismos niveles, si no en este año, sí presumiblemente en 2023.

De esos más de dos millones y medios de visitantes, más de 600.000 turistas llegaron desde el Reino Unido, seguidos muy de cerca por el visitante Peninsular, que superó el medio millón.

El grupo de visitantes que procede de Alemania se coloca en tercer lugar pero con un volumen que apenas llega a la mitad de ingleses. Y luego encontramos a los turistas belgas, italianos, neerlandeses, nórdicos e irlandeses (ya con solo unos 60.000 visitantes, una décima parte que los ingleses), seguidos por una multitud de procedencias que aportan pequeñas cantidades a estos datos.

Si estas son las personas que nos visitan, con una estancia media de unos 10 días, que se alojan en nuestros hoteles y comen en nuestros restaurantes, ¿no sería interesante conocer sus hábitos alimenticios?

Europa es la región que más consume carne, de media, del mundo, con unos 76 kilos por ciudadano y ciudadana (fuente FAO 2021), pero con una distribución muy amplia. España es sin duda el país donde más carne se consume, alcanzando casi los 100 kilos por persona de media anual. Mientras que los belgas son los que menos carne consumen de media siendo, sin embargo, un gran productor de carne porcina y orgulloso origen del vacuno de alta calidad de raza Belgian Blue.

El consumo de carne en el Reino Unido superaba incluso al de España, por encima de los 100 kilos de carne por persona en aquel país, si bien hacia 2020 esta media se había reducido hasta los 83 kilos de media, lo que colocaría a ingleses e inglesas, si siguieran siendo parte de la Unión Europea, en el 4º ó 5º lugar en el ranking de consumo de carne.

Alemania, nuestro tercer turista de relevancia por número de visitantes, está en la media de la tabla, con unos 78 kilos de media por habitante.

Llegados a este punto no cabe duda que la carne en la restauración y la hostelería tinerfeña y canaria es un producto relevante, importante para el visitante, porque se encuentra enmarcado entre sus hábitos y costumbres alimenticias.

El inglés y el peninsular son, por esencia y cultura, carnívoros, al igual que el alemán. Y si bien las cifras tienden a disminuir el volumen de consumo en la última década, sigue siendo parte de la base de su pirámide alimenticia.

Para el hotel y los restaurantes de la isla disponer de un buen producto, de calidad, tratado con mimo, sometido a todos los procedimientos regionales, nacionales y europeos para garantizar el máximo sabor, frescura, a través de un proveedor que aporte un servicio complementario, es clave para ofrecer el mejor servicio al visitante y su disfrute a la hora de almorzar o cenar (momentos claves del consumo de carne).

Share
Go Top WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner