1 Comment468 Views

El amante de la buena carne lo mismo la disfruta en enero que en julio pero lo cierto es que en los meses de calor apetece más recetas frescas y ligeras, incluso el pescado, antes que un buen solomillo.

Si queremos agasajar a nuestros clientes con recetas de carne apetecibles en estas fechas tenemos que aportar ese punto de frescura que es más deseado entre junio y septiembre. Y la manera de conseguir que un entrecot se vuelva apetecible un mediodía del mes de julio o agosto es la salsa y el acompañamiento.

Las ensaladas y, en especial, las frutas, son ideales para aportar ese punto de frescura y ligereza a una buena pieza de carne, que nunca deben tapar su sabor o esconder la calidad de la carne pero sí acompañarla en su degustación aportando esa ligereza que buscamos almorzando o cenando con 32º de temperatura.

El uso de la miel o, en Canarias, de la miel de palma (sirope de salvia de palmera), verduras o frutas típicas de la ensalada como el aguacate, deliciosas mangas (o mangos, de mejor sabor aunque más pequeños, amarillos o con hebra) o dulces piñas tropicales de El Hierro, cocinadas y en su punto, extrayendo la fructosa y haciéndola parte de una salsa con cierto punto salado pueden hacer las delicias a cualquier turista inglés, alemán o belga y, además, sorprenderle gratamente.

Acompaña estos platos de carne con ensaladas donde mezclas verduras y frutas o con salsas con un toque frutal, con vinos suaves, como un buen malvasía blanco seco, semidulce o afrutado, de nuestra tierra, bien frío, vinos de fácil entrada y agradables al paladar, que aportan frescor frene al calor, y te auguramos un éxito de ventas en estos meses de altas temperaturas.

Otra manera de ofrecer carne en tus menús de verano es buscar alternativas de consumo más ligeras, como las brochetas donde integramos pedazos de delicioso solomillo con verdura de textura dura como el pimiento y donde, como toque original, podríamos incluir trozos de fruta como el plátano, que al ser asado o frito se vuelve más dulce.

Por último, como consejo, ofrece carnes a la plancha o asadas o a la parrilla, donde no usas aceite y la grasa queda especialmente jugosa. Los platos de aceite son más indicados para la temporada de frío, donde buscamos calorías para mantener el calor corporal. En verano es mejor evitarlo y aportar proteínas cocinadas al fuego sin presencia del aceite.

Esperamos que estos consejos aporten ideas frescas a tu cocina. Y recuerda, si necesitas contar con un proveedor de carne para tu hotel o restaurante, con una larga experiencia y que te aporte servicio, contacta con Jovencasa. Estaremos encantadas y encantados de atenderte.

Share

1 comment

Comments are closed.

Go Top WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner