363 Views

Cuando vamos a cualquier restaurante, los amantes de la carne roja querremos que se nos prepare un plato sabroso y jugoso ante todo. Para sacar todo el sabor, todos los nutrientes y todos los beneficios de la carne roja es necesario cocinarla de una manera adecuada. No vale tan solo con tirarla en la plancha u horno, o incluso freírla con algo de sal. Hay que seguir unos pasos específicos que nos darán ese punto perfecto que nos alegra el paladar. Estos simples consejos ayudarán a cualquier chef a elevar sus platos con carne roja.

¿Y por qué estos consejos? Porque saborear una buena carne roja no termina en comprar una buena pieza: el resto del camino es igual de importante. La carne roja está llena de nutrientes importantes para nuestro organismo, al contrario de lo que se solía pensar, y aunque no es bueno abusar de ningún alimento, comer carne roja no es perjudicial.

Algunos de estos beneficios son su alto contenido en vitamina B12, una vitamina que nos ayuda en la metabolización de proteínas, la creación de glóbulos rojos y ayuda al mantenimiento del sistema nervioso. Otro de sus beneficios es el zinc, un oligoelemento esencial que nos protege contra la oxidación, ayuda a la cicatrización y crea hemoglobina. Y además, la carne roja aporta hierro, mineral muy importante para la creación de hemoglobina y mioglobina en el cuerpo, que se ocupan del transporte de energía en la sangre y la suministración de oxígeno a los músculos respectivamente.

Pasos imprescindibles para cocinar la carne roja

Ahora que sabes lo buena que puede ser la carne roja para nuestro cuerpo, hay que aprender a prepararla de manera que también sea buena para nuestro paladar. Una carne a la que le falte alguno de estos pasos sin duda no tendrá el mismo nivel que las que sí.

  1. Elige bien la pieza. Dependiendo del tipo de cocción o plato que quieras preparar, querrás que la cantidad de grasas o el lugar en el que están situados los lípidos sean distintos unos de otros. Por ejemplo, si hay vetas de lípido en mitad del tejido muscular, quedará realmente jugosa. Hay muchos tipos distintos de cortes, asegúrate de comprar el adecuado.
  2. Preparación pre-cocción. Antes de empezar a cocinar la carne es de vital importancia prepararla adecuadamente, comenzando por quitar el exceso de humedad con papel de cocina para evitar que el sabor se reduzca durante la cocción, y continuando por un buen sazonado y marinado de la carne. Si quieres saber más sobre la marinado de la carne puedes visitar nuestra publicación sobre este tema.
  3. El aceite de oliva. Potencia el sabor y es sin duda la mejor grasa con la que cocinar, debido a su alto contenido de vitamina e. El aceite de oliva virgen extra además, le dará el toque final gracias a su alta calidad y sus beneficios.
  4. El sueñito. Sí, hay que dejar reposar la carne. Tras la cocción, dejar la carne reposar por al menos 2-3 minutos potenciará los sabores en su interior y dejará un mejor sabor a la pieza en general.

En conclusión, si quieres tener una carne sabrosa y saludable, sigue estos consejos y triunfa ante cualquier paladar.

No todos los comensales son fáciles de contentar, pero una buena carne roja jugosa y sabrosa con un buen acompañamiento es una combinación que nunca puede fallar.

¡Y qué hará repetir a tus clientes, convirtiendo tu restaurante en un referente en la isla de Tenerife!

Go Top WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner