283 Views

En Nochebuena, Nochevieja o el día de Reyes a todos nos gusta tener una comida especial y que no probemos el resto del año. Una jugosa carne al horno puede ser el plato perfecto para deleitar el paladar de cualquiera de tus clientes en estas ocasiones especiales.

La receta perfecta

Lo primero es escoger el plato adecuado. Y no creas que es tarea fácil. Existen multitud de recetas de carne que podemos cocinar al horno para ese extra de jugosidad, o para esa suavidad al comer la carne. Además, dependiendo de la receta puedes preparar la carne con diferentes marinados. Algunos ejemplos de recetas que te recomendamos son las costillas de cerdo al horno, el pavo relleno al horno, o el afamado plato de solomillo de cerdo Wellington.

Para estas recetas, tendrás que escoger el corte de carne ideal. Se dice que los cortes con hueso o un poco de grasa son más que perfectos ya que mantienen en mayor cantidad la humedad de la carne. Por ello como comentábamos antes, una de las recetas al horno que deleitarán a tus comensales pueden ser unas costillas al horno.

Además puedes cocinar la carne de una manera especial para conseguir el mejor sabor: con un marinado con alcohol. Ya sea en cerveza, vino, sidra o lo que mejor vaya con tu receta, el sabor final de la carne se verá claramente elevado por este paso que podría parecer insignificante.

Y no olvides un paso muy importante: ¡sazonar la carne! Independientemente de dónde se cocine la carne es imperativo sazonarla adecuadamente para conseguir el mejor sabor. Además, se debe hacer tanto antes como después de pasarla por el fuego para los mejores resultados.

La guinda del pastel

Para acompañar este gran plato estrella en tu ocasión especial, no olvides las guarniciones que deben acompañar a la carne. Ya sean unas papas o unas verduras también cocidas al horno, o un puré de papa o verdura, deben acompañar a la perfección el sabor de la carne. Si quieres salir del eterno papas fritas o asadas, prueba a cambiar un poco asando unas batatas, o haciendo unos champiñones al ajillo, por ejemplo.

Si quieres, dependiendo de tu receta, también puedes acompañar la carne con una salsa que una todos los sabores de la carne y las guarniciones y que le de el último toque a esta comida que todos esperamos con ansias. Ya sea una salsa roquefort, de champiñones o la típica barbacoa, nunca pasan de moda.

Y por último, si necesitas un proveedor de carne para tu hotel o restaurante, con una larga experiencia y que te aporte servicio, contacta con Jovencasa. Estaremos encantadas y encantados de atenderte.

Share
Go Top WordPress Cookie Notice by Real Cookie Banner